Recap: Tiempo de bienvenidas y de despedidas

Esta semana termina de un modo algo distinto a las demas. Al menos yo tengo como un cosquilleo en el estómago cada vez que pienso en lo que ocurrirá mañana: El parche “Ecos apocalípticos” (Echoes of doom), o como lo solemos llamar, el 3.0.2. Llamadme envidioso si queréis pero como los estadounidenses hacen el mantenimiento la madrugada del martes, ya están disfrutando del parche… Para los que sois de jugar por las mañanas debéis saber que el mantenimiento será de 12 horas, de las 2 de la madrugada hasta las 2 de la tarde.

Estas son vuestras últimas horas para visitar, conseguir o vivir muchas cosas del juego que ya nunca volverán a ser. Adiós a los osos de Zul’aman, la quest de Onyxia, la “burbuja” que protegía a Dalaran, Naxxramas sobre las tierras de la peste…

Pero no todo iban a ser malas noticias. En cuanto al repaso de la semana, poco pero intenso. Aunque no he publicado nada al respecto, he intentado seguir un poco lo que ha ocurrido en la Blizzcon, que se celebró este pasado fin de semana. Tampoco se han hecho revelaciones impactantes, pero nos han confirmado que el juego online masivo en el que están trabajando es una nueva propiedad intelectual, así que nada de WoW 2, ni World of Starcraft, ni World of Diablo, ni World of Lost Vikings.

Parece que cuanto más nos acercamos a la fecha de lanzamiento, menos novedades hay interesantes. Obviamente, todo lo que tenía que hacerse para la expansión está listo o casi listo, así que tampoco van apareciendo muchas cosas nuevas o inesperadas.

De momento seguiremos esperando pacientes a ver que nos trae el nuevo parche una vez estemos dentro del juego.

Dejar un comentario

Debe estar registrado para dejar un comentario.